sábado, 22 de junio de 2013

VAMOS, ¡SI SE PUEDE!


VAMOS, ¡SÍ SE PUEDE!

      Amigos, se acabó la liga en primera división y creo que habrá disparidad de opiniones. Unos no sabrán qué hacer los fines de semana (¡que desgracia la de ellos!) y otros por fin podrán disfrutar de los placeres de la madre naturaleza: familia, hijos, vecinos, amigos, playa, monte…. Y no porque antes no se pudiera disfrutar, sino porque no queríamos disfrutar.
      Sin embargo, San Rafael, la parroquia de san Rafael, no hace mucho se fue de excursión,  ha querido disfrutar de los amigos. Ha querido que el tiempo se detuviera en forma de tertulia, de acompañamiento, de compartir con otros, que quizás no conociera mucho o nada, el tiempo, el momento, el paisaje, la fe, la alegría de un chiste…. En muchos campos de fútbol, la semana pasada se oía un grito que era sí se puede, y es que a veces, querer es poder y también se puede querer. Era un grito que pretendía insuflar algo de ilusión, de esperanza, de ánimo,…. Tocar eso que llamamos fibra sensible….
      Esta semana, que estuvo el hijo de Vicente Ferrer (Moncho) entre nosotros y decía que la pobreza “sí se puede erradicar” en el mundo. Que no es difícil, que no es una tarea complicada…. Y claro, la argumentación que él daba pasaba por lo que en la parroquia se hizo con la excursión, querer compartir no lo que nos sobra, sino lo que tenemos para que sirva de aliciente, de entusiasmo, de alegría y entre todos podamos crear una sociedad más igualitaria, más humana, más fraternal.
      Estas premisas que parecen tan complicadas no lo son tanto. Por ejemplo: ahora que viene la preinscripción de los niños en el colegio nos van a dar a escoger entre religión o alternativa. Nosotros, siendo coherentes con nuestra convicción de cristianos, no deberíamos de tener dudas, no deberíamos consultar con la almohada, sino directamente marcar la casilla.
      Quizás estemos medio adormilados porque la crisis no nos deja levantar demasiado la cabeza, pero el evangelio de este domingo nos llama claramente a lo que Rafa Nadal, nuestro tenista, cuando gana un punto y con el puño cerrado dice “vamos”, con un gesto de rabia, de esfuerzo, de querer…el evangelio nos va a decir a cada uno Talita kumi, es decir: Juan, Paco, Margarita, Loli, Mari, Andrés….sí, sí… cada uno con su nombre, nos va a decir, levántate. Despierta, camina, anuncia, proclama, vamos, ¡sí se puede!, crear un mundo mejor, se puede ayudar a cambiar la sociedad en la que vivimos. Ya está bien de vivir con amarguras, con los ojos llenos de lágrimas todos los días.
      Los pequeños gestos (alfombras del corpus, excursiones de la parroquia, arrimar el hombro en los momentos en los que lo necesitamos…), son los que nos hacen estar en una vida llena de ilusión, de ganas, de esperanza. Los pequeños gestos que animan la comunidad, hacen que esta sea una comunidad de vida y no de muerte.
      Seamos capaces de decirle al otro, talita kumi, en canario “chacho, levántate ya”, despierta, vamos, tú puedes, y si no como este viernes al sagrado corazón de Jesús (por cierto felicidad a la comunidad de Balos), que en vos confio.
      Hasta la próxima, Paco Mira

2 comentarios:

  1. 15 de junio de 2013 12:33
    De Félix para su amigo Paco. Doy gracias a Dios por tu amistad y por las buenas dotes y mañas para escribir que muestras en esta página y en otras que tan bien lo haces. Te ánimo a continuar haciendolo, que seguro con el tiempo podrías parir un libro, como lo han hecho otros amigos, Gracias Paco.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo16 de junio de 2013 22:12
    Félix, es un placer el haber conocido personas com tú. Anímate y seguro que, como dicen en los campos de fútbol, tú si puedes. Gracias por tu amistad y la de los tuyos.
    Paco.

    Eliminar

    ResponderEliminar