viernes, 23 de mayo de 2014

FUERTE FIN DE SEMANA: FÚTBOL,ELECCIONES Y… ¿EVANGELIO?


                                         
           FUERTE FIN DE SEMANA: FÚTBOL,ELECCIONES Y…                                                ¿EVANGELIO?
        Hay personas que están nerviosas. Pero no lo están ahora, ya llevan un tiempo que lo están. Y lo están porque la vida nos ha puesto delante una serie de situaciones que lejos de engrandecernos como personas, nos llevan a sufrir un stres que lo más probable es que no nos dé de comer. Al contrario, lo más probable es que nos produzca un gasto y de lo grandes. Si el fin de semana pasado entre las 17.00 y las 19.00 horas la calle estaba colapsada por el silencio, el vacío, y… solo en algunos lugares se oía murmullo, se masticaba humo de un tabaco que se consumía sin piedad, se bebía lo que normalmente no hacemos e incluso, también, se discutía más de la cuenta porque todo lo anteriormente citado daba lugar a ello. ¿Saben?. Había fútbol.
        Este fin de semana, en parte, más de lo mismo. Creo que los escenarios, nuestros escenarios, serán los mismos: murmullo, tabaco, bebida, discusión, silencio en la calle, familias que previamente llegaron a un acuerdo para poder contentarse mutuamente, pero no verse en ese espacio… y al día siguiente… justificar la derrota o la victoria. ¿saben?. Hay fútbol.
        Pero vamos a rematar la faena. Este fin de semana todos los españoles tenemos que decidir quien queremos que nos represente en Europa. Muchos se sentirán desencantados, porque hasta ahora las aspiraciones no han sido las mejores; muchos se sentirán desencantados porque las posibilidades de resolver el futuro no son muy claras… Pero otros muchos se lo tomarán en serio. Leerán y reelerán el programa de cada uno de los partidos y se tomará en condiciones la decisión del voto. Es más: aunque sea secreto, muchos no tienen inconveniente en lanzar a los cuatro vientos a quienes van a votar. Es más: de noche quizás hagan como los del fútbol: masticarán humo de tabaco, beberán por los nervios que tienen encima, muchos harán silencio en su lugares habituales… porque querrán saber quien les/nos va a representar.
        En todo este panorama, tan complicado, tan lleno de actividades, me pregunto ¿queda sitio para el evangelio?. Porque tal y como está la situación no sé si habrá horas. Hay veces que me pregunto, ¿qué pasaría si algún político llevase en su programa el evangelio?.¿tendría votos?.¿le llamarían loco?. ¿Qué pasaría si algún político llevase en su programa de partido una opción por los pobres de espíritu, por los que están desnudos, por los por los enfermos, por los que están en la cárcel, por los parados, por los que no llegan a fin de mes, por los desahuciados, por los que no llegan a una sanidad justa, etc…?
        Es curioso que Pedro, este fin de semana, en su primera carta hace un canto a glorificar nuestros corazones, porque es desde el corazón de donde sale la sinceridad de cualquier programa; es desde el corazón de donde sale, la honradez de una promesa que no se queda en ello, sino que se convierte en una realidad que se puede cumplir. Es por ello que cuando los discípulos, eso nos cuenta el libro de los Hechos, acuden a algún lugar, la gente creía porque sin duda su sinceridad estaba acorde con lo que hacían.
        Ojalá que los consideramos cristianos no hagamos como los que prometen y no cumplen siempre aduciendo que las condiciones generales no permiten que eso suceda. Ojalá que los que nos consideramos discípulos de Jesús no seamos como los falsos ídolos que siempre se quedan en una fachada pero su corazón no está a la altura de las circunstancias. Precisamente en el evangelio Jesús nos va a decir que el amor es la medida de nuestras acciones.
       Seamos capaces de votar con el corazón, seamos capaces de disfrutar del deporte con espíritu solidario, seamos capaces de cumplir con el evangelio porque nos convence su programa. Por cierto S. Benito, es el patrón de Europa. Igual leyendo su regla, aprendemos mucho de cara a los candidatos que se presentan y como tienen que actuar.
Hasta la próxima
        Paco Mira

No hay comentarios:

Publicar un comentario