viernes, 16 de mayo de 2014

¿QUIÉN QUIERE SER TON TON?


¿QUIÉN QUIERE SER TON TON?
         Hace unos pocos años, uno de los regalos estrella el día 6 de Enero, era precisamente el comprar un GPS. Y es curioso que los que estamos un poco en contra del exceso de las nuevas tecnologías, caigamos en la tentación de tener un “ton ton”. Por cierto: no estoy insultando a nadie, Dios me libre. Sin duda, el GPS es uno de los mejores inventos y creaciones de la sociedad en la que nos movemos. Nos permite encontrar lo que buscamos, nos permite no perdernos dentro de la selva humana, en definitiva nos permite llegar al destino que hemos estado buscando.
                                     
  Uds. se pueden preguntar que qué significa esto con el domingo que estamos celebrando. Pues más claro imposible: “nadie va al Padre si no es por mí”. Jesús es un ton ton, Jesús es un GPS de la vida de todos y cada uno de nosotros. Jesús es el buscador más famoso que la historia ha dado y por el que podemos alcanzar la felicidad.
         Ahora que estamos en plena efervescencia de las primeras comuniones, me gustaría invitar a todos aquellos que están metidos en ese fregado (padres y madres de familia) si realmente son buenos buscadores de las inquietudes religiosas de sus hijos; si son capaces de ser verdaderos GPS de sus hijos en la búsqueda del camino de la buena noticia de Jesús de Nazaret; si realmente cuando los hijos tiene más de una duda, ellos, los padres, son la fuente a la que se puede acudir para aclarar dudas.
         Ahora que estamos metidos en ciertas crisis de identidad, incluida la fe, es cuestión de preguntarse y de preguntaros si nosotros, que nos decimos cristianos de toda la vida, somos esa fuente a la que se pueden acudir y de la que pueden  beber todos aquellos que tienen dudas. Es cuestión de preguntarse si nosotros somos GPS fiables para aquellos que temen dudas en su camino de fe, dudas en su búsqueda diaria y que no encuentran, en definitiva si somos capaces de ser coherentes de lo que decimos y lo que hacemos.
 En el relato de la primera comunidad, todos tenían claro cual era su función y su misión dentro de ella. Nadie hacía lo que no le correspondía, pero sí tenían claro que todos eran administradores de una herencia que merecía la pena, aunque hubiese que pagar un tanto por ciento muy elevado.
         Amigos, la vida cada vez nos exige más. Pero la vida no va a exigir nunca más de aquello que nosotros podemos dar. Quizás habrá situaciones en las que el agobio es grande, el sofoco insostenible… pero la exigencia nos pide también esfuerzo, ilusión, ganas, sacrificio… por una causa que merece la pena. Por una causa en la que nosotros tenemos que ser y servir de “ton ton” para los demás.

         También alguien esta semana se le ocurrió celebrar un “día de la familia”, quizás distinto al que nosotros celebramos. Bueno, si es por recordar lo válido de las cosas buenas, pues también me uno. Si es para criticar injustamente lo que todos hemos mamado de pequeños, déjenme que me baje.

         No me gustaría terminar estas letras sin cantar un cumpleaños feliz. Sin recordar un “parto” costoso, pero maravilloso y es el nacimiento de este blog. Esta semana pasada hizo un año que se puso en marcha este blog, un día tal como el de la Virgen de Fátima. Me gustaría que nos felicitásemos por ello. Que nos felicitásemos todos, porque creo que es un blog de todos y para todos y todos nos tenemos que sentir implicados en ello. No dejemos el blog en manos de dos, tres personas: escribamos, colaboremos, mandemos una foto, escaneemos una noticia de periódico…. Todos hacemos posible que el enriquecimiento del blog, sea nuestro propio enriquecimiento.
         Felcidades por ello y por ser Ton Ton
Hasta la próxima

         Paco Mira

No hay comentarios:

Publicar un comentario