viernes, 18 de septiembre de 2015

LAS SIGLAS DENOTAN CULTURA Y HUMILDAD. POR EJEMPLO ISTIC


LAS SIGLAS DENOTAN CULTURA Y HUMILDAD. POR EJEMPLO ISTIC
No se si desde que entraron en nuestras vidas las nuevas tecnologías, o por la prisa con la que nos movemos en la sociedad que nos ha tocado vivir, cada vez son más las abreviaturas que tenemos - o dicen que tenemos - que utilizar para poder comunicarnos. No hace falta nada más que mirar un móvil de cualquiera de nuestros jóvenes y como no estemos en la "onda", lo más probable es que no nos enteremos de la conversación que les ocupa.
Pero no solamente nuestros jóvenes. Los medios de comunicación social se encargan de hablar de ciertos organismos nacionales o extranjeros, de economía o de política... que son los que dominan el orbe en el que nos movemos. Hasta la Iglesia ha caído, no sé si en la trampa, pero sí en las siglas. Si hablamos del G.9, ¿sabríamos decirle a la gente lo que significa en el Vaticano?. Y es curioso que es una de las revoluciones que el Papa Francisco ha puesto en marcha en su pontificado. Pues nada: voy a dejar que investiguen.
Claro no digamos si hablamos de FMI, PIB, ONU, NASA, ONG, etc....todas seguro que nos suenan, pero ¿sabemos lo que significan todas?, pues a lo mejor no. Y si les pregunto ¿qué es ISTIC, sabríamos decir a quien nos pregunte lo que es y significa?.
Precisamente la semana pasada la colecta iba destinada a esas siglas, a esas abreviaturas. Y lo curioso del caso, como claro en el de los jóvenes cuando hablan por el móvil, es que detrás de las siglas hay personas, hay trabajo, hay cultura, hay ganas, hay ilusión, hay entusiasmo, hay compañerismo, hay ganas de vida y de vivir, aunque esas siglas signifiquen Instituto Superior de Teología Islas Canarias.
El ISTIC es un centro de cultura, de cultura teológica, filosófica y humana. Es un centro de convivencia entre la fe asentada de muchos y de la fe incipiente de otros; es una convivencia de quien está en período de búsqueda y aquellos en los que las pistas de la vida lo van teniendo un poco más claro. El ISTIC quizás no tenga una fama como la facultad de medicina de no sé dónde o la facultad de ingenería aeroespacial de la Nasa, pero sí tiene la suficiente cercanía para no tener nunca la puerta cerrada y que pueda entrar todo aquel que busca y quiere encontrar más todavía.
Es curioso como el evangelio de este fin de semana pone a un niño en medio de una discusión. Quizás ese niño puede ser Aylan, el que apareció muerto en la orilla de la playa. La sencillez, la humildad... son los signos que tienen que marcar el ámbito cultural. Cuando la cultura se convierte en un arma para poder destacar por encima de quien no tiene acceso a ella, es un arma peligrosa y el ISTIC es el prototipo de la sencillez y humildad de quien desde la pequeñez quiere buscar la grandeza en el saber.
Esta semana entra el otoño. Esa estación, que con la caída de la hoja, deja a cada uno con su grandeza y miseria a la vista de todos. Seguro que el ISTIC podría ser mejor o plantearse de otra manera, pero es el que tenemos y que entre todos tenemos que quererlo, amarlo, mimarlo, apoyarlo y desde la razón que nos da su sabiduría corregirlo si es preciso. Sin duda el centro teológico es una oferta que Dios hace y sentimos miedo y nos aferramos más a las ofertas de los hombres.
Amigos, aprovechemos las ofertas que la vida nos da, que nos pone a nuestro alcance. No descartemos el saber, nunca es tarde. Nosotros en el ISTIC tenemos una maravillosa oportunidad de formación para transmitir un mensaje que se me antoja único y sin siglas. Animo y adelante.
Por cierto me uno a los que se cabrean y lloran por "rompesuelas" el toro de la Vega de Tordesillas, pero ¿nos cabreamos y lloramos por los inmigrantes que tocan en las puertas de nuestros corazones?.
Hasta la próxima
Paco Mira



No hay comentarios:

Publicar un comentario