viernes, 25 de septiembre de 2015

UFF: TOCA ELECCIONES PERO.... ¿HAY QUE ENTRAR COMPLETOS EN EL REINO DE LOS CIELOS?


UFF: TOCA ELECCIONES PERO.... ¿HAY QUE ENTRAR COMPLETOS EN EL REINO DE LOS CIELOS?
¿Saben?. Se me antoja otro fin de semana complicado. Complicado porque lo más probable es que nosotros lo queramos así: hoy se pueden sentar algunas bases para que cierto pueblo, amparándose en una votación que algunos consideran ilegal, pueda decidir su futuro alejado la unidad de los demás. Encima, este fin de semana el evangelio nos va a recordar con qué cosas no podemos entrar en el Reino de los Cielos. No se si los recortes también afectan al cielo, o por el contrario hay que entrar ligeros de equipaje.
Recuerdo que conocí a una señora, que ya murió la pobre, que siempre tenía una obsesión y era que cuando le llegara su hora de partir de este mundo a la casa del Padre, que no la enterraran desnuda: ¡cómo se iba a presentar a Padre Dios de esa guisa, sin vestir!. Bueno entiendo que el respetito es muy bonito y más en el cielo. Lo más probable es que esta señora nunca entendió que el cielo no es un lugar geográfico a donde tenemos que ir. Que da igual, en un principio, de la forma en que lleguemos, lo importante, como en el deporte es llegar.
Pero claro, leyendo el evangelio de este fin de semana, no se si se podrá entrar entero en el Reino de los cielos, o si por lo menos habrá alguien que lo consiga, porque no es fácil.
Quiero creer que sí. Y lo quiero creer porque todavía hay gente que cree en que el Reino de los Cielos es posible. Si tuviéramos que definir el Reino de los Cielos con una palabra, creo que la que mejor le sirve es la de "vida". El Reino es Vida, pero esta con mayúscula. Creo que a pesar de las dificultades por las que estamos viviendo, sigue habiendo gente que desde el convencimiento del evangelio, que desde el convencimiento del mensaje de Jesús de Nazaret, sigue impartiendo alegría, jovialidad, entusiasmo.... en definitiva vida.
Es por ello que entiendo que el evangelio de este fin de semana no hay que tomarlo al pie de la letra puesto que entonces no entraría nadie. Normalmente, es curioso, que aquellos que suelen tener algún defecto físico, suelen ser , a veces, los más cercanos, los más amables, los más entusiastas... los que normalmente dan de aquello que carecen y que nosotros, precisamente por tenerlo, igual no le damos importancia. Pero sí es verdad que para poder conseguir la felicidad no hay que llevar la maleta demasiado llena. Para conseguir la Verdad o el Reino de los cielos no es necesario una facturación y pagar exceso de equipaje.
Sin duda hay que liberarnos de aquello que nos aleja de la verdad. Hay que liberarnos de aquello que no deja que cuidemos del que tenemos al lado; hay que liberarnos de aquello que hace que no nos pongamos en la piel del que necesita que le echemos una mano y a veces nos volvemos locos discutiendo como tenemos que discutir para poder darles una solución.
Dios no quiere ni mancos, ni cojos, ni ciegos.... quiere seres que con el
corazón limpio han pasado por el examen del amor. Seres que han gastado y desgastado su vida en favor de todos aquellos que lo han necesitado. Por eso es más fácil entrar por el ojo de una aguja que a quien no se desprende de lo que no necesita en el reino de los cielos.
Amigos, amigos políticos y los que no lo son. Procuremos que las elecciones sean para unir a la gente; que las elecciones sean para favorecer el bien común y en especial el de los más necesitados y todos juntos podremos entrar en el reino de los cielos, pero completitos.
Hasta la próxima
Paco Mira


No hay comentarios:

Publicar un comentario