jueves, 15 de marzo de 2018

A PESAR DE TODO:..... FELICIDADES

A PESAR DE TODO:..... FELICIDADES

Parece ser que España está de luto. La verdad es que cuando la infancia es la desgraciada protagonistas de historias como la que se ha vivido en Níjar (Almería) estos días, todo se paraliza. Y yo no estoy en contra de que eso suceda, al contrario: manifestaciones como las de estos días, demuestran la sensibilidad de un pueblo que no quiere que sus hijos desaparezcan de la forma que lo hizo Gabriel Cruz.
España se ha paralizado; España ha hecho un alto en el camino para mostrar su solidaridad con una familia destrozada pero que en vez de ser ella la receptora de todos los consuelos, parece que es la portadora de los ánimos necesarios en momentos como estos. Me ha maravillado la actitud de unos padres que en vez de pedir - cual público romano enfervorecido por el olor a la sangre- , rencor, odio, venganza.... ha pedido comprensión, perdón, ganas de seguir viviendo. No es más que el camino hacia la pascua en una cuaresma que para ellos se les ha adelantado el viernes santo. Es la antesala de la resurrección, fiesta inigualable para todos los cristianos.
Pero sin embargo, en ese camino hacia la pascua, en esta cuaresma, hay acontecimientos que nos hacen mirar hacia adelante. Hay personas, lugares, fechas que nos marcan - a pesar de todos los pesares - caminos y rutas a seguir. Un 19 de marzo de 1943 es una fecha que para el pueblo de Vecindario no debe quedar en el anonimato, ni mucho menos ser una fecha más, aunque a algunos no les importaría que eso sucediese, y que no se celebrara nada.
Cuando uno es joven o cuando está llegando a la senectud, el cumplir años siempre es un aliciente: cuando se es joven por la ilusión de hacerse mayor para tener acceso a una serie de derechos que la propia edad le proporciona y cuando uno está llegando a la senectud o está en ella porque mira hacia atrás y ve como la vida se va pasando y ya va quedando menos. Quizás los años intermedios no tengan tanto valor "mediático" - familiar y de amigos - a no ser los redondos.
San Rafael, la parroquia, este 19 de Marzo de 2018, cumple 75 años. y es un número redondo. Bodas de platino. 75 años en los que el santo que ondea en lo alto del retablo ha visto como la fe se ha desarrollado en todo su esplendor, como ha habido pastores que han marcado una época, una etapa: D. Manuel Guedes, D. Pedro, D. Santiago, D. Jesús, D. Cristian, D. Gonzalo, D. Manuel Pérez, D. Juan Betancor, D. Bernardo Valerón, D. Alejandro Santana, D. Antonio Juan... A todos les quito el don, puesto que todos han tenido una autoridad de andar con el pobre, con el que ha sufrido en tierras polvorientas y se han alegrado en los momentos en los que la fiesta era la que marcaba la pauta, que probablemente han marcado la vida de muchos del pueblo: unos para bien y otros quizás no tanto.
San Rafael ha sido testigo de muchos que se han iniciado en la vida de fe a través del bautismo, que la han confirmado, que se han arrepentido de muchas cosas y han pedido perdón por ello, que ha sido testigo del amor de muchas parejas, que ha despedido a la casa del padre a tantos y tantos que gracias a su vida han dejado huella en quehacer cotidiano de nuestro pueblo. Algún joven, también, ha ratificado su compromiso sacerdotal delante de sus pies. También ha habido quienes desde su excepticismo se han acercado por curiosidad y quien sabe si hasta interrogándose de muchas cosas.
Vecindario es y será - aunque creo que ya menos - el pueblo del viento. Ese viento que anuncia a todos los puntos cardinales que la fe sigue latiendo todavía en el seno y en el corazón de muchos de los que todavía comparten las alegrías y las penas de los tiempos que corremos.
Vecindario quiere también, este 19 de marzo, compartir la alegría de quienes quieren ser curas: de los dos Jonathan, de Gerardo, de Inocencio...alguno de ellos compartiendo fines de semana con nosotros. Ojalá que su ejemplo también perdure en los anales de nuestra historia.
Vecindario no solo vive el dolor de Gabriel Cruz, vive el de Yeremi Vargas, el de Sara Morales, el de los quinientos mil muertos de Siria, el de los que mueren por no llevarse un pan a la boca en Africa o en Latinoamérica, el de los que mueren de lepra, o solos, o engañados por mafias.... a todos, como decía Patricia la madre de Gabriel, "gracias por vivir y no se dejen llevar por el rencor".
A pesar de todo y en medio de las tristezas, FELICIDADES VECINDARIO y , por favor, sigue cumpliendo
Por ello déjenme que les diga, Feliz Cuaresma.
Hasta la próxima
Paco Mira

No hay comentarios:

Publicar un comentario