viernes, 20 de abril de 2018

PERDÓN, ¿UDS. CREEN QUE SOMOS BORREGOS?


Ya ven que les he pedido perdón. Pero me da la impresión que aprovechando las comparaciones, y estas son odiosas, algunos creen que sí lo somos. También he de reconocer que probablemente en algún momento de la historia hemos dado esa imagen real de borreguismo y de no tener bien amueblada nuestra cabeza para saber tomar las decisiones que en cada momento hay que tomar.
Fuera de su contexto ganadero, normalmente se utiliza la palabra "rebaño" en sentido negativo, para referirse a un grupo de personas que se dejan dirigir por otros en sus gustos, opiniones, etc.... Hay personas que se sorprenden, nos sorprendemos, que en el siglo XXI existan gentes que no tengan teléfono móvil de una conocida aplicación de mensajería instantánea. Es más, le preguntaremos, "pero ¿cómo puedes vivir así" y probablemente la respuesta sea vivo libre. Una de las paradojas de nuestra sociedad es que por una parte se exalta el individualismo hasta casi caer en el egocentrismo, mientras que por otra parte se procura masificar a la gente, convertirla en "rebaño" de diversas formas, haciendo creer que ver determinados programas y series de televisión o formar parte de determinadas redes sociales o tener determinadas aplicaciones en el móvil, o participar en determinados eventos... porque de lo contrario vas a ser el bicho raro, te quedas "fuera del rebaño" y en la práctica no existes.
Muchas veces se identifica a los cristianos con la imagen negativa del rebaño, como si fuéramos borreguitos que dócilmente aceptan sin cuestionar los dictados de la jerarquía eclesiástica. Pero no nos olvidemos que Jesús en el evangelio nos va a recordar, que "escucharán mi voz, habrá un solo rebaño y un solo Pastor".
El ser humano ha sido escogido no para caminar solo en la vida, no ha sido elegido para ser seres aislados, nadie se salva solo, ni como individuo ni con sus propias fuerzas. Dios nos ha ideado un camino para unirse a cada uno de los seres humanos de todos los tiempos, en relaciones complejas que supone la vida en una comunidad nada fácil. Este pueblo que Dios ha elegido y convocado es la Iglesia. Esa institución a la que tanto hemos y nos han criticado a lo largo de la historia, pero es la que nos da el calor de una madre que acoge y congrega a sus hijos.
Pero el hecho de ser "rebaño", o comunidad, de ser Iglesia, no significa caer en el gregarismo, ni carecer de opiniones o de no tener una voluntad propia. Al contrario, creo que es una fuente de libertad, de poder opinar, de poseer su peculiaridad personal dentro de la pluralidad.
Que bueno es compartir con otros aquello que sentimos y expresamos, sin la necesidad de tener que escondernos o como decía el evangelio de los domingos pasados de estar con las puertas cerradas. Caminamos juntos, avanzamos juntos, compartimos juntos, hablamos al Padre como comunidad.
Por eso como miembro de la comunidad, pido, exijo.... que reine la cordura. Que la guerra no tiene sentido ni tiene que estar regulada por la ONU, que tiene que poner qué tipo de armas hay que utilizar: ni químicas, ni informáticas, ni balísticas.... la guerra es el insulto más abominable para el ser humano y en especial para los niños.
Aquí sí. NO SEAMOS BORREGOS y hagamos caso a quienes no utilizan la razón como vía del diálogo y en Siria hace falta mucho.
Un último apunte: Felicidades a D. Francisco. Es nuestro Obispo, nuestro Pastor, no de un rebaño, sí de una comunidad maravillosa que es la canaria.

FELIZ PASCUA
Hasta la próxima
Paco Mira

No hay comentarios:

Publicar un comentario